Tras tres días de reflexión y análisis en Paipa (Boyacá), los magistrados de la Corte Constitucional terminaron una especie de retiros espirituales cuya gran conclusión fue el propósito de cambio. Pero no cualquier cambio: se trata de un revolcón en el interior del alto tribunal; los magistrados concluyeron que es necesario agilizar la modernización de la Corte, dotándola de herramientas tecnológicas de última generación que permitan sistematizar la preselección de las tutelas, agilizar las consultas de los expedientes y garantizar la transparencia y el acceso a la información.

Publicidad

En el retiro espiritual participaron los esquemas de seguridad de los magistrados, a quienes se les capacitó en todo el manejo de la información de la Rama Judicial y en la necesidad de mantener la reserva de todo lo que allí se maneja.

Ojalá que Themis, la diosa de la justicia, ayude a los magistrados en este propósito de cambio.