El Gobierno y el ELN están en un tire y afloje para reanudar negociaciones sobre la paz. El Gobierno aceptó no realizar operativos de rescate ni lanzar una ofensiva militar contra el ELN y amplió el plazo para que se libere a los cuatro uniformados y dos civiles retenidos en el Chocó; no se fijará un nuevo término.

Por su parte, el ELN decidió entregar los secuestrados sin poner ningún condicionamiento; la liberación ocurrirá esta semana.

El Gobierno mantuvo suspendidas las órdenes de captura contra los miembros del ELN que hacen parte de la delegación de paz. Las cosas van por buen camino.