El Consejo de Estado les pidió a la Fiscalía y a la Procuraduría que investiguen un posible fraude electoral durante las elecciones al Congreso de 2018.

El fraude habría sucedido en 398 mesas instaladas en Bogotá: se demostró que en esas mesas aparecieron más votos que votantes.

Esta insólita y por supuesto ilegal situación fue descubierta durante una revisión exhaustiva que hizo el Consejo de Estado de los escrutinios de las últimas elecciones al Congreso.

Todo el proceso fue examinado dentro del trámite de 13 demandas que fueron presentadas en su momento y que pedían la nulidad de las elecciones al Senado del 2018 al 2022; el Consejo de Estado negó las 13 demandas, pero envió copias de su fallo a la Fiscalía y a la Procuraduría para que establezcan quiénes fueron los responsables de lo sucedido en las mesas donde por arte de magia aparecieron más votos que votantes.

Publicidad