La Universidad del Valle está de cumpleaños: han sido 75 años de servicio a la educación, al país y a la región.

El rector de la Universidad del Valle, profesor Édgar Varela Barrios, mencionó en la celebración a hombres de gran prestancia que en ella se formaron, muy significativos para la institución: Gustavo Álvarez Gardeazábal, Estanislao Zuleta, Germán Colmenares, Fernando Cruz Kronfly, Rodrigo Guerrero… Pero en su horizonte no aparecieron las mujeres. Y miren, yo soy del Valle y conozco decenas de mujeres brillantes que en esa universidad hallaron la educación, la formación y la vida.

Médicas, como Nubia Muñoz Calero, precandidata al Premio Nobel en el 2008 por su descubrimiento del virus del papiloma humano; egresada de la Universidad del Valle. Matilde Mizrachi de Bernal, endocrinóloga, reconocida internacionalmente por sus trabajos de endocrinología; profesora de la Univalle. La arquitecta María Teresa Arizabaleta Calderón, feminista de conocida trayectoria política, fundadora de la Unión de Ciudadanas de Colombia, exsenadora; egresada de la Univalle. La folclorista Carmen López, quien con su grupo de danzas llevó el nombre de la Universidad del Valle por el mundo entero. Gabriela Castellanos, doctora en Ciencias del Discurso, fundadora del Centro de Estudios de Género de la Universidad del Valle, reconocida por sus aportes teóricos nacional e internacionalmente, y cuyos textos aparecen antologados en editoriales de reconocimiento internacional. Soffy Arboleda de Vega, pionera de los estudios de crítica de arte en el país. Claudia Blum, senadora en varias ocasiones, primera mujer presidenta del Senado de la República, actual canciller de Colombia. Tatiana Tchijova, actual directora del programa de Música en la universidad, reconocida internacionalmente, fundadora de la Camerata Alférez Real; profesora.

Error imperdonable del rector, desconocer los méritos de las mujeres. Deseo que no tenga la mala suerte de que su esposa este viendo esta sección; si es así, lo siento mucho.