Si les digo que el multimillonario norteamericano Howard Schultz renunció a su cargo, quizá el tema no genere mucho interés y parezca intrascendente.

Pero si les cuento que se trata del presidente ejecutivo de Starbucks, quien en treinta años transformó una pequeña cafetería de la ciudad de Seattle en una multinacional con 24.000 locales en 70 países y más de ciento cincuenta mil empleados, el tema se pone interesante.

Y si les revelo además que Schultz no pasará al retiro sino que está evaluando la posibilidad de buscar la Presidencia de los Estados Unidos, la noticia se convierte en una bomba.

Pues así es: Howard Schultz, cuya fortuna se estima en más de dos mil millones de dólares, dejará la presidencia de Starbucks el próximo 26 de junio y el Partido Demócrata ya le puso los ojos encima; incluso ya se habla de contactos con Barack Obama y la familia Clinton para que Schultz se convierta en el rival de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2020.

El partido por la Presidencia de Estados Unidos parece estar listo; será una lucha cacao versus cacao. ¿Quién ganará?