El Tribunal Administrativo de Caldas tumba un fallo de tutela de un juez de Manizales contra el procurador.

La historia comienza cuando Francy Trujillo, quien ocupó el puesto 193 en una convocatoria pública para cargos de carrera administrativa, quedo eliminada porque solo se ofertaban 118 plazas. La señora Trujillo entuteló al procurador ante el Juzgado 8.° de Manizales porque exigía el nombramiento. El juez le dio la razón y le ordenó al procurador nombrarla. El procurador apeló la sanción de desacato ante el Tribunal de Caldas. Hoy el tribunal le dio la razón al procurador y declaró nulo lo actuado por el juez, pero impuso la sanción por desacato a Carlos Alberto Caballero, jefe de la Oficina de Selección y Carrera de la Procuraduría. La decisión del tribunal absuelve al procurador; sin embargo, la Procuraduría General de la Nación, de manera inmediata, debe dar cumplimiento a lo ordenado en el fallo de tutela, es decir, nombrar a la señora Francy

Trujillo. El procurador comentó que lo hará cuando disponga de las condiciones para hacerlo.

Es decir, no hubo desacato al fallo de tutela por parte del procurador, pero sí tendrá que nombrar a la demandante. Eso se llama partido empatado, 1-1