Frente a la noticia en el sentido de que la Corte Suprema pidió investigar el homicidio de un testigo clave en los procesos de parapolítica, es necesario hacer una aclaración.

La noticia señaló que el exparamilitar Carlos Enrique Areiza Arango había sido testigo en varias diligencias judiciales, cuando realmente fue testigo únicamente en el proceso que se adelantó contra el exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, por presuntos nexos con grupos paramilitares. Sobre esos hechos, se retractó a través de una carta firmada por él mismo. Areiza Arango aparece mencionado en el fallo que profirió la Sala Penal de la Corte Suprema, en el cual se abstuvo de investigar al senador Iván Cepeda por la denuncia que presentó el expresidente Álvaro Uribe sobre una supuesta búsqueda de testigos que habría hecho el congresista cepeda para declarar contra Uribe Vélez. Dentro de ese proceso, la Corte escuchó al exparamilitar Carlos Areiza en declaración. Ese hecho motivó una confusión por parte de los periodistas que cubren la Corte Suprema, entre ellos, el nuestro. El exparamilitar Carlos Areiza no fue testigo en ningún proceso penal contra el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez. Como se sabe, el señor Areiza fue asesinado por sicarios en Bello (Antioquia). Carlos Areiza realmente nunca fue testigo contra el senador Álvaro Uribe.

El mismo expresidente Uribe dijo en Twitter que el testigo asesinado nunca lo acusó. Y eso es absolutamente cierto.