El presidente, Iván Duque, está a 649 días de terminar su mandato, pero por una extraña razón, en los últimos días se ha dedicado a hablar del momento en que debe dejar el poder, en 2022.

Esta mañana, durante una cátedra ante los generales y los más altos oficiales de la fuerza pública, recalcó el mensaje que ya había transmitido en foros ante empresarios sobre la terminación de su mandato. Dijo que sus políticas basadas en la legalidad, la equidad y el emprendimiento van a trascender su periodo de gobierno. Ante empresarios, ya había asegurado que programas sociales que consolidó durante la pandemia van a continuar en la próxima administración, cualquiera sea el presidente que lo suceda. Y ante los generales, esta mañana aseguró que en los 22 meses de gobierno que le quedan espera consolidar la hoja de ruta de fortalecimiento de la fuerza pública.

Solo un expresidente, Alfonso López Michelsen, al cumplir su segundo año de gobierno hizo algo similar, cuando dijo que había comenzado la etapa de gobernar «con el sol a la espalda».