El Centro Democrático descartó la realización de una consulta popular para escoger el candidato presidencial.

Decidió que lo hará mediante encuestas periódicas que se realizarán en el curso de las próximas cuatro semanas. Una reunión que tuvieron a puerta cerrada cuatro de los cinco precandidatos presidenciales del uribismo avanzó en el acuerdo sobre el método para la selección del abanderado presidencial.

Solo estuvo ausente Rafael Nieto Loaiza, quien se hizo representar por el congresista Samuel Hoyos.

Asistieron Iván Duque, Holmes Trujillo, Paloma Valencia y María del Rosario Guerra.

El acuerdo consiste en que los aspirantes se someterán  a una serie de encuestas; quedó pendiente la definición de la empresa encuestadora, la metodología y el universo de las encuestas.

Hoy, los acuerdos quedaron en suspenso porque el precandidato Nieto Loaiza expresó dudas, que expondrá en la próxima reunión. Se desistió del mecanismo de una consulta popular el 19 de noviembre. El candidato no será «el que diga Uribe», sino el que digan «las encuestas».

Ese enredo les pasa a los partidos que, como el Centro Democrático, tienen un solo caudillo.

Publicidad