Uno de los divorcios políticos más notables de los últimos tiempos está a punto de producirse.

Se trata de la disolución del matrimonio, que parecía para toda la vida, de la casa Char con Germán Vargas Lleras. La relación hoy es muy lejana, y en vez de reconciliación y a pesar de los mediadores, están a punto de romperse definitivamente.

Vean esto: el comité de ética de Cambio Radical abrió hoy un proceso disciplinario a cuatro congresistas de la casa Char: a los senadores Arturo, hijo de Fuad y hermano de Álex; Luis Díaz Granados y los representantes Modesto Aguilera y José Pinedo. Los cuatro desconocieron la orden de Vargas Lleras y votaron favorablemente el Plan Nacional de Desarrollo y ahora se exponen a ser sancionados por su partido.

La distancia entre los dos es cada día más grande… De tu amor y de mi amor… ¡no está quedando nada…!