Cargos de la Fiscalía a la exalcaldesa de Cúcuta María Eugenia Riascos por actos de corrupción.

El caso está relacionado con cobros irregulares para la atención de más de dos mil cuatrocientos estudiantes que no existían. Resulta que la Alcaldía pagó por matricular a 998 estudiantes en colegios privados, porque no tenían cupos en instituciones públicas y la Fiscalía descubrió que únicamente 167 menores recibieron la ayuda, aunque el contratista cobró por 998 financiados. En estos contratos, la platica voló y voló y voló.

El segundo hallazgo ocurrió con 1570 alumnos de quienes no se tuvo ningún soporte, pero aparecen matriculados. La exalcaldesa, cuatro exintegrantes de su gabinete y un contratista tendrán que responder por cuatro delitos, entre ellos, peculado.

Qué tal el extremo de expedir calificaciones a estudiantes fantasmas. ¿Saben qué es lo chistoso? Que a un estudiante, por supuesto, inexistente, lo rajaron. ¡El ingenio de la picardía! ¡Vivir para creer!