El sistema TransMilenio ha registrado un importante aumento de usuarios, ante la implantación del pico y placa todo el día para vehículos particulares en Bogotá.

Pero, desgraciadamente, así como aumenta el número de pasajeros, también crecen los robos y asaltos en buses, estaciones y portales.

Ante el crecimiento de delitos, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Eliécer Camacho, anunció medidas para prevenir atracos y robos.

Vestidos de civil, hombres de inteligencia de la Policía serán los encargados de detectar a los delincuentes que tienen como blanco a los usuarios de este sistema de transporte.

Cifras de la Policía revelan que, en promedio, cada día se reportan 54 atracos en buses alimentadores y TransMilenios. ¡Qué cosa tan terrible!