Ojo a esta historia: un funcionario del Ministerio de Trabajo fue judicializado y se encuentra en detención domiciliaria por, presuntamente, haber pertenecido a una red que falsificaba diplomas educativos y hasta libretas militares.

El funcionario fue identificado como Juan Guillermo Benavides Castañeda; junto con él, fueron capturados los particulares Héctor Martínez Palomino y Luz Marina Amaya, y el excontratista de la Gobernación de Risaralda Norberto Herrera Parra.

La red operaba desde Bogotá y cobraba entre ocho y veintiséis millones de pesos por paquetes educativos falsos que incluían diplomas, actas de grado y certificados de calificaciones con promedios de hasta 4.0. La Fiscalía ha probado que expidieron libretas militares falsas y títulos en Trabajo Social, Ingeniería Industrial, Enfermería, Homeopatía y bachillerato.

Los presuntos integrantes de la red deberán responder por los delitos de concierto para delinquir y obtención de documento público falso.