La Corte Suprema explica por qué demora en crear la nueva Sala Penal para garantizar segunda instancia.

En audiencia pública, la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia escuchó a las 90 personas que aspiran a conformar la nueva Sala Penal de esa corporación judicial. Se trata de comenzar a implementar la doble instancia para aforados, que fue aprobada por el Congreso. Anteriormente, la Sala Penal de la Corte investigaba, fallaba y condenaba; era pues, ¡investigador, fiscal y juez! Y para rematar, sus sentencias eran inapelables.

El año pasado, el Congreso aprobó una reforma constitucional en la que creó la doble instancia, para remediar semejante concentración de poder judicial. Creó una nueva Sala Penal conformada por nueve magistrados nuevos, que tendrá a su cargo la instrucción y el juzgamiento de aforados acusados. La Sala Penal actual, integrada por otros nueve magistrados, será la que, en segunda instancia, revise el fallo de la primera sala y lo confirme o lo rechace.

Pasado mañana, jueves, se reunirán los magistrados para comenzar a escoger a los nueve juristas que formarán parte de esa primera instancia. La Corte Suprema dice que buscará elegir rápidamente a los nuevos magistrados, porque existen algunos procesos en los que poco se ha avanzado y que están pendientes por decidir si se llaman o no a juicio.

Los mismos magistrados explicaron que los salvamentos de voto demoran la designación, pero que deben respetar las garantías procesales.