A raíz de la polémica por la cancelación de la eutanasia que le había sido aprobada a la señora Martha Sepúlveda, se puso sobre la mesa en la Corte Constitucional un debate sobre los tiempos para la divulgación de las sentencias.

Sobre el caso Sepúlveda, el Ministerio de Salud dijo que como aún no ha sido publicado el fallo de la Corte, la decisión aún no tiene efectos jurídicos. Pero la Corte aclaró que en fallos de constitucionalidad, como lo fue el de la eutanasia, no es necesario que se publique oficialmente la sentencia para que sus órdenes tengan vigencia; así, advirtieron que este tipo de fallos cobran vigencia un día después de que se adopta la decisión en Sala Plena.

Pero esta confusión trae a colación otro debate y es que la Corte está demorando demasiado la divulgación de algunas sentencias. Algunos magistrados reconocen que existe ese problema, pero no ha dicho cómo piensan arreglarlo.

Lo curioso es que la Sala Plena deberá estudiar en los próximos días un artículo de la reforma a la Ley Estatutaria de Administración de Justicia que los obligaría a publicar las sentencias a más tardar en 30 días.