Una verdadera batalla jurídica emprendió el exjefe paramilitar Edward Cobo Téllez, alias «Diego Vecino», para lograr que el Consejo Superior de la Judicatura lo inscribiera en el registro de abogados del país.

Sin embargo, su petición no tuvo éxito. La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia le acaba de negar una tutela. Diego Vecino, al igual que otros 14 exparamilitares, obtuvo un crédito con el Icetex y se inscribió en el programa de Derecho que ofreció la Corporación Universitaria de Colombia Ideas, a gente privada de la libertad en la cárcel. El exparamilitar cumplió con todos los requisitos para acceder al título de abogado. Aprobó las pruebas Saber, cursó los 176 créditos exigidos, superó los seis preparatorios que le fueron aplicados, presentó y sustentó el trabajo final, pero no logró su ingreso a la base datos de abogados de Colombia. La razón que dio el Consejo Superior de la Judicatura para negar su inscripción es que el plan de estudios cursado nunca fue reconocido legalmente por parte del Estado. Este argumento fue acogido por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia al indicar que la decisión de la Judicatura no fue caprichosa, sino ajustada a la resolución de una entidad del Gobierno.

¿Diego Vecino tendría mucha clientela como abogado?