El exsubdirector del DAS José Miguel Narváez radicó un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Bogotá para tumbar la condena en su contra por el asesinato de Jaime Garzón, ocurrido en 1999.

Narváez fue sentenciado a 30 años de prisión por un juez especializado de Bogotá, que lo consideró como el determinador del crimen, ordenado por el exjefe paramilitar Carlos Castaño. En la solicitud, que será estudiada por la Sala Penal del tribunal, Narváez asegura que es inocente y pide no darle credibilidad a los testimonios de los exparas «don Berna» y Salvatore Mancuso, quienes son los principales testigos de la Fiscalía.

Mientras espera la respuesta del tribunal, Narváez continuará detenido en el Batallón de Comunicaciones de Facatativá.