La Presidencia acaba de promulgar un manual para el manejo y uso de las redes sociales.

Está dirigido a todos los funcionarios del país, incluyendo a todos los ministros. La circular ordena la implementación de un protocolo de seguridad para el manejo de las cuentas de Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, LinkedIn y Flickr de todas las entidades del Estado. Recomienda especial atención sobre la veracidad y claridad de la información que se divulga, y prohíbe la publicación de informaciones engañosas y la utilización de robots informáticos para aumentar el número de seguidores. La Presidencia advierte a todos los funcionarios que tengan mucho cuidado con lo que escriben en sus cuentas personales y que sean conscientes de que cualquier mensaje puede ser considerado información oficial.

Eso se llama un buen aprendizaje para evitar escándalos como los que han ocurrido en el exterios. Léase WikiLeaks.