Desde cuando la Constitución creó, en la gran reforma del 91, el derecho de amparo, que aquí se bautizó con el nombre de tutela, jamás un instrumento de protección de los derechos fundamentales de la gente había sido tan utilizado.

Durante 26 años, todos los jueces han fallado un sinnúmero de tutelas en favor de todos los ciudadanos. La mayoría de esos fallos que revisan los juzgados abordan temas críticos referentes a la seguridad social, es decir, salud, medicamentos y pensiones. A la Corte Constitucional llegan entre tres mil y cuatro mil tutelas diarias, procedentes de todas partes de Colombia. Hoy lunes, llegó a la secretaría de ese alto tribunal la tutela número siete millones.

La Corte ha seleccionado muchos fallos novedosos, antes no vistos, tales como vulneración del buen nombre y el derecho a la intimidad, afectado por las redes sociales.