La Corte Constitucional debatirá mañana el tratado de libre comercio entre la República de Colombia y el Estado de Israel.

El tratado se firmó en Jerusalén, el 30 de septiembre de 2013, y fue ratificado por el Congreso de la República, el año pasado. La ponencia ratifica el tratado, pero existe un inconveniente: la definición de territorio que hace el tratado incluye partes que Palestina reclama como propias, arrebatadas y ocupadas por Israel. El asunto es que Colombia acaba de reconocer a Palestina como una nación soberana: el pasado mes de agosto, Colombia, por decisión del expresidente Santos, decidió reconocer a Palestina como Estado libre, independiente y soberano.

En el tratado se reconocen territorios que ocupa Israel, pero que están en disputa con Palestina, y como Colombia ya reconoció a Palestina como Estado, la Corte no puede desconocer lo que el Gobierno reconoció.