El magistrado Alberto Rojas no solo salvó hoy su cargo sino que recibió alto elogio a su gestión como miembro de la Corte Constitucional.

Como se recuerda, la elección de Rojas fue demanda por un abogado que consideró que su elección como miembro de la Corte no había sido válida porque no fue secreta. La Corte votó su permanencia en el tribunal hace 20 días.

Rojas necesitaba una mayoría de cinco votos, sobre los nueve posibles. Dos de los magistrados, Diana Fajardo y el mismo Rojas, se declararon impedidos. La votación fue 4-3, a favor de Rojas, pero como necesitaba mínimo cinco votos, se nombraron dos conjueces: la doctora Catalina Botero, decana de Derecho de los Andes, y Juan Ramón Martínez, experto en derecho del mar.

Publicidad

Hoy se produjo la votación en Sala Plena: los dos conjueces, Botero y Martínez, votaron a favor de Rojas. Resultado final de la votación: seis, a favor de Rojas; tres, en contra. Se legitimó pues su elección como magistrado.

No solo ganó Rojas; con élganaron las minorías: los negros, los homosexuales, los separados, los campesinos, los ambientalistas, los librepensadores, a quienes Rojas ha defendido con vehemencia en sus sentencias.