La Fiscalía comienza a recibir los expedientes de la Corte Suprema sobre Santiago y Álvaro Uribe, la exfiscal Hilda Niño y el abogado Diego Cadena.

La exfiscal Niño se encuentra detenida; se le investiga por haber aceptado, supuestamente, beneficios sobre su detención a cambio de modificar un testimonio suyo contra la Fiscalía de Eduardo Montealeagre. La exfiscal Niño ha declarado que fue presionada para rendir un testimonio en contra de Santiago Uribe, hermano del expresidente Uribe, por sus supuestas vinculaciones con la banda paramilitar conocida con el nombre de Los Doce Apóstoles. Lo que la Fiscalía hará ahora es la revisión general de todo ese caso, para determinar si la exfiscal ciertamente fue presionada, y si lo fue, quién lo hizo y para qué lo hizo. Para esa investigación se designará un fiscal especializado que dirigirá toda la investigación.

Ese fiscal especializado tendrá que buscar respuestas a las siguientes preguntas:

Primero: qué revelan los audios de 500 horas de grabaciones que entregará la Corte, con conversaciones en donde aparece el expresidente Álvaro Uribe. Segundo: qué dice el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve, quien habría recibido un mensaje en el que un conocido suyo, Carlos López, alias «Caliche», le decía que «un man muy grande» quería hablarle. Tercero: si es cierto que el abogado Diego Cadena fue a La Picota, por solicitud del senador Uribe, para recoger una retractación del paramilitar Juan Monsalve en favor de su hermano Santiago Uribe.

Se revisará cuáles fueron los delitos cometidos y cómo se repartirán los procesos. Como se ve, el proceso no será de corta duración.