Habrá tren de cercanías: se llamará Regiotram y utilizará la red férrea existente, entre Bogotá y Facatativá, adecuada a doble dirección y con servicio de trenes eléctricos.

Hoy se presentó la forma como será contratada: se escogió el sistema de concesión. Por lo menos 150 empresas, afiliadas a la Cámara Colombiana de la Infraestructura, están interesadas en construirla.

En noviembre se conocerá la firma ganadora del contrato, que valdrá $ 1,9 billones. Un solo contratista será el encargado de construir, operar y hacerle mantenimiento al sistema por concesión durante los próximos 20 años.

El Regiotram tendrá una longitud de 39,6 km y 17 estaciones; nueve de ellas estarán en Bogotá. Transportará 115.000 personas diarias; se calcula que el pasaje costará unos $ 6000. Se calcula que la obra será inaugurada dentro de tres años.