Las finanzas del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá van de mal en peor.

La Superintendencia de Sociedades aceptó hoy el proceso de reorganización empresarial a la compañía Recaudo Bogotá, encargada de la implementación, la operación y el mantenimiento del sistema TransMilenio. Esta compañía, que comercializa las tarjetas del sistema bajo la marca Tullave, informó que el 24 % de sus deudas esta en cesación de pagos. De acuerdo con el supersociedades, Francisco Reyes, la compañía buscó la reorganización por la crisis empresarial que enfrenta y que adjudica al atraso en la implementación de la flota y la no contratación de coberturas sobre el precio del dólar.

Publicidad

Con esta, ya son seis las empresas del Servicio Integrado de Transporte Público que se declaran en crisis ante la Supersociedades.