La Superintendencia de Sociedades iniciará el proceso de devolución de $ 10.000 millones a los acreedores de Vesting Group, una de las firmas involucradas en el escándalo de libranzas por captación ilegal de recursos del público.

El primer desembolso se hará antes de finalizar octubre y será por un monto superior a los $ 5000 millones. El dinero restante se entregará antes de terminar este año: 20 % de los afectados recuperan todo su dinero invertido y al 40 % se les cubrirá más del 50 %.

El agente liquidador continúa rastreando inmuebles, acciones, inversiones y cartera de Vesting Group, firma intervenida en 2017, para recuperar nuevos recursos y poder reparar más a las víctimas.