La construcción de la primera línea del metro para Bogotá incluye la creación de una figura jamás aplicada en Colombia.

Se trata de los veedores del metro: un grupo de 22 ciudadanos que tendrán como principal tarea revisar con lupa la ejecución de la obra para que se adelante teniendo en cuenta las necesidades de movilidad de la capital del país.

Los veedores del metro se eligieron por medio de una figura denominada sorteo cívico, que permite incluir una muestra más amplia de la población.

Vean: hay personas en condiciones de discapacidad, indígenas, víctimas del conflicto, representantes de la comunidad LGBTI, afrocolombianos, entre otros.

Hasta adolescentes de 15 años forman parte de este grupo que nos ayudará a vigilar la ejecución de la obra más importante que se hará en la capital en los próximos años.