Por fin se encontró castigo para los colados en TransMilenio.

Las malas decisiones en la vida tienen consecuencias y colarse en TransMilenio no es la excepción. Se calcula que al día ingresan sin pagar ¡38.000 personas! Más de mil quinientas cada hora y 26 cada minuto.

Hasta ahora, no se sabía qué hacer con estos minidelincuentes que tienen en bancarrota al sistema; por fin se halló una solución: las autoridades se tomaron hoy las estaciones más críticas y sorprendieron a decenas de muchachos colándose; fueron detenidos y esta vez recibieron un castigo poco convencional: les tocó limpiar las estaciones con trapero, cepillo y escoba en mano. Ciento cincuenta jóvenes fueron sancionados con labores de aseo y comparendos.

Con esta medida, la Policía busca que los usuarios tomen conciencia ciudadana. ¡Ojalá tengan éxito!