Por estos días, las entidades públicas están corriendo para dotar con elementos de oficina a muchos funcionarios que trasladaron sus despachos a sus residencias, por el coronavirus.

En un hecho que no tiene antecedentes, los ministerios, los institutos descentralizados, las agencias y demás entidades del Estado están adquiriendo sillas ergonómicas, escritorios, computadores, impresoras, etcétera, entre muchos otros elementos de oficina para llevarlos a las residencias de los funcionarios.

Recientes disposiciones del Ministerio de Trabajo y una directiva presidencial obligan a las entidades a dotar de los elementos de trabajo necesarios a quienes continuarán despachando desde la casa, mientras dure la pandemia de la COVID-19.

Esta sección conoció que se ha desatado una especie de rapiña entre los servidores públicos por la dotación de sus residencias con elementos de oficina. ¡Ahí tienen la nueva emergencia que provocó la emergencia creada por la pandemia!