El ministro David Luna amaneció esta mañana romántico y resuelto, y muy temprano decidió enviar el siguiente mensaje a los empleados y funcionarios del Min-TIC:

«Coequiperos queridos: hoy presenté mi renuncia ante el señor presidente de la República y hasta hoy los acompañaré como jefe de esta maravillosa cartera. Gracias, muchas gracias por ser parte de mi equipo, por convertirse en parte de mi familia y de mi corazón. Es una decisión difícil, el cariño hacia ustedes es inmenso. Me iré con los mejores recuerdos, con la mayor satisfacción, pero con todo el orgullo y la felicidad de haber trabajado con ustedes. Si me lo permiten, en un rato quisiera despedirme personalmente de cada uno de ustedes. ¡Millones de gracias! ¡Un fuerte abrazo!».

¡Y así fue! Luna recorrió los siete pisos del ministerio despidiéndose de cerca de mil funcionarios y contratistas, a quienes en agradecimiento les entregó un llavero de corazón morado, que es el color del ministerio. Luna ingresa ahora al equipo de dirigentes de Bogotá que apoyan la candidatura de Germán Vargas Lleras, lo que no le gustó mucho al expresidente César Gaviria, quien creía que la cobija del ministro era liberal. Mucha suerte, ministro querido, en su regreso a la política electoral.