No se imaginan la propuesta que hizo un concejal… concejal… ¡concejal de Bogotá!

Así como lo oyen: el concejal pidió a la secretaria de Educación, Claudia Puentes, cambiar el nombre de colegios distritales que tienen nombres de quienes llamó guerrilleros.

Después de su insólita propuesta, le hicieron la corrección y rectificó la solicitud sobre Camilo Torres.

¿Saben qué es lo peor de todo? Que los concejales no se sorprendieron porque los tiene acostumbrados.