La Contraloría General revelará mañana los resultados de un año de investigaciones sobre las fallas detectadas en la planeación y ejecución del proyecto hidroeléctrico de Hidroituango.

A lo largo de este tiempo se escuchó la versión de 34 personas, entre los que se encontraban los exalcaldes de Medellín Federico Restrepo y Alonso Salazar, los exgerentes de EPM Juan Esteban Calle y Jorge Londoño, y los exgobernadores Sergio Fajardo y Luis Alfredo Ramos, entre otros.

La principal conclusión es que hubo un detrimento patrimonial de más de cuatro billones de pesos, de los cuales casi un billón y medio corresponde a lucro cesante y tres billones, a lo que la Contraloría llama destrucción del valor de la inversión, que son errores de planeación y ejecución.

Verdaderos pesos pesados de la política y varios contratistas tendrán que responder con su patrimonio por los errores detectados.