El exgobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz, condenado por el carrusel de la contratación en Bogotá, solicitó ante un juez su libertad condicional.

Cruz está detenido en La Picota desde 2015. Argumenta que ya cumplió tres quintas partes de su condena, de siete años de prisión. Fue sentenciado por el Tribunal Superior de Bogotá, luego de que aceptara que se favoreció con contratos vinculados al carrusel y además, que entregó un soborno de $ 2000 millones a un procurador judicial.

Este año ya fue dejado en libertad el contratista Guido Nule y fue cobijado con casa por cárcel Emilio Tapia, ambos considerados dos de los cerebros del desfalco en Bogotá. Un juez de Ejecución de Penas estudiará la petición del exgobernador.