Otro aplazamiento en el arranque de Hidroituango.

Aunque se había confirmado oficialmente por el alcalde de Medellín y EPM que la inauguración de la represa sería el 26 de julio, ahora se prevé que solo entrará en operación a mediados o finales del mes de agosto.

El incumplimiento del cronograma obedece a que en el túnel de captación deben ser instalados varios cilindros que quedaron afectados por la contingencia y debe ser ensayados con rigurosidad. Voceros de EPM aseguran que cumplirán el plazo límite hasta el 30 de noviembre para no ser multados por la Comisión de Regulación de Energía y Gas.

Los polémicos anuncios se dan justo cuatro años después de la contingencia en el megaproyecto, que hoy ya tiene un avance del 87 % en sus obras.