La Sala Plena del Consejo de Estado salvó de la muerte política al senador y precandidato presidencial Gustavo Petro.

El alto tribunal ratificó, en segunda instancia, el fallo que mantuvo la investidura del senador Petro, al certificar que no cometió una irregularidad al haber convocado a la desobediencia civil en contra del gobierno de Iván Duque a mediados de 2020.

El demandante, José Manuel Abuchaibe, había insistido en que Petro violó el régimen de incompatibilidades al haber «intentado crear pánico y zozobra».

El Consejo de Estado rechazó la demanda y está pendiente de notificar de la decisión al precandidato Petro.