El Tribunal Superior de Bogotá le ordenó al presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Cuenca, que reintegre inmediatamente a su curul a la congresista Ángela María Robledo.

El magistrado Carlos Tamayo le dio un plazo de 48 horas a cuenca para que acate la orden, que fue impartida tras fallar una tutela radicada por Ángela María. En marzo, el Consejo de Estado estableció que la representante podía ocupar la curul que obtuvo al haber sido la fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro en 2018, dado que el alto tribunal estableció que ella no incurrió en doble militancia. Para el tribunal, resulta «inexplicable» que Robledo no fuera reintegrada, pese a que la sentencia del Consejo de Estado se conoce desde el 10 de marzo.

A ver, querido presidente de la Cámara, ¿qué le pasa?