Parece increíble, pero es cierto: un bus de TransMilenio fue utilizado hoy para realizar un trasteo.

En insólito hecho ocurrió esta mañana, en la estación de la calle 22. Ante este hecho fuera de lo común, todos los usuarios del bus quedaron asombrados. Se trataba de dos ciudadanos venezolanos que ingresaron con una nevera al TransMilenio. Los esfuerzos de la funcionaria de recaudo para impedir el acceso fueron en vano; los venezolanos violaron la puerta para discapacitados y entraron la carga sobredimensionada. Según el manual del usuario del sistema, a un bus de TransMilenio solo pueden portarse elementos de una dimensión máxima de 60 centímetros.

Si hoy lograron meter una nevera, ¡mañana intentarán llevar cocina y cama! ¡Qué horror de horrores!