El verdadero impacto del voto en blanco en Colombia.

Con el anuncio de Sergio Fajardo, de Humberto de la Calle, de Jorge Robledo y de un sector de los verdes de votar en blanco, comenzaron las especulaciones y los análisis sobre el peso que tendrá esta expresión de los ciudadanos en la segunda vuelta de la elección presidencial.

Históricamente, el voto en blanco no ha superado el 4 %de la votación, salvo en la primera vuelta de la elección presidencial de 2014, cuando el candidato Óscar Iván Zuluaga le ganó al presidente Santos: en esa jornada el voto en blanco alcanzó el 6 %.

Para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 1994, entre Ernesto Samper y Andrés Pastrana, el voto en blanco alcanzó el 1,12 %.En la segunda vuelta de 1998,entre Andrés Pastrana y Horacio Serpa, el voto en blanco representó el 3,09 %.En 2002, cuando Álvaro Uribe fue elegido para su primer mandato, en una sola vuelta, el voto en blanco representó el 1,16 %. En 2006, cuando fue reelegido Uribe en una sola vuelta, el voto en blanco fue del 1,91 %. En 2010, para la primera elección del presidente Santos, en la segunda vuelta el voto en blanco representó el 3,40 % yen 2014, cuando fue reelegido el presidente Santos, la votación en blanco fue del 4,02 %.

Según la legislación electoral, para esta segunda vuelta la votación en blanco no tiene efectos jurídicos, si llegase a presentarse una votación en blanco superior a la de los dos candidatos en contienda, el aspirante que tenga la mayoría de votos marcados ganara la Presidencia, lo que le resta efecto al voto en blanco.