Hay mucha intranquilidad y desconcierto en varias entidades adscritas al Ministerio de Agricultura por posibles cambios en las presidencias y gerencias de varios despachos.

Tal y como relevamos hace unos días, parece inminente un relevo en la presidencia de Finagro, el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, de donde saldría el economista Dairo Estrada.

También toma fuerza una posible salida de la directora del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Deyanira Barrero.

Y ni hablar por los lados de la Agencia Nacional de Tierras, donde también podría haber un cambio en la dirección que ocupa actualmente la abogada y excandidata a la Defensoría del Pueblo Myriam Martínez.

Lo que no se entiende es por qué se estaría pensando en tantos cambios en las entidades del sector agropecuario, cuando los resultados han sido positivos en materia de crecimiento y generación de empleo.

Bien dicen por ahí que equipo que gana no se cambia.