A propósito de precandidaturas, comenzó a caminar la coalición propuesta por el expresidente Uribe para las elecciones de 2022. Pero los daños colaterales que tendría esa alianza afectarán a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, y al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

La alianza que está cocinando Uribe estaría conformada por el Centro Democrático, el Partido Conservador, una fracción de la U y una fracción de Cambio Radical. Esos partidos harían una consulta popular interpartidista, donde estarían los siguientes precandidatos: Dilian Francisca Toro, por la fracción de la U; Álex Char, por la fracción de Cambio Radical; Federico Gutiérrez por su Movimiento Creemos, y un precandidato del conservatismo, por acordar.

¿Qué pasa con la vicepresidenta Ramírez? Dicen que los escándalos que protagonizó la eliminaron. ¿Y Carlos Holmes? Creen que no le ha ido bien como mindefensa y se sabe que Uribe vive criticando la inseguridad.

Parecería prematuro, pero, ciertamente, no lo es, porque por ahora, nada está claro con esa propuesta de coalición, a menos que Uribe tenga la fórmula sobre cómo descabezar a Germán Vargas Lleras, que, claro, ¡aspirará! ¿No creen?