Escuchen esta cifra: más de dieciocho mil millones de pesos le costó al Distrito el hurto del mobiliario urbano durante el último año. Canecas metálicas, contenedores de basura, tapas de alcantarilla y luminarias son las más apetecidas por los delincuentes.

El concejal Andrés Onzaga hizo las cuentas y encontró que más de nueve mil millones de pesos se han pagado por la reposición de luminarias; cinco mil millones, en canecas de basura: cada una cuesta, en promedio, $ 1.500.000 y tres mil millones en nuevas tapas de alcantarilla; cada una vale $ 700.000. El concejal llamó la atención por la falta de acción de las entidades distritales para combatir este delito.

Publicidad

Las localidades en las que más se roban el mobiliario son Puente Aranda y Rafael Uribe Uribe. ¿Y saben quién paga? Tú, Claudia, y tú, Jorge, y tú, y tú, y tú, y tú… Y yo también, por supuesto.