Con una tutela, la Procuraduría busca evitar aglomeraciones en el puente festivo.

La Procuraduría radicó una tutela con la que busca que se suspendan las aglomeraciones durante el próximo puente festivo de San Pedro. El ministerio público solicitó que se limiten todos los eventos, conciertos y fiestas tanto públicas como privadas, dado el elevado número de contagios por COVID-19. Aun cuando inicialmente la medida busca que se prohíban las actividades preparadas en Neiva, en todo el Huila, en Ibagué y en todo el Tolima por las tradicionales fiestas de San Pedro, la Procuraduría hizo un llamado a todos los alcaldes para no promover actividades que impliquen aglomeraciones.

 

Lea además: Medicina Legal atendió 52 casos de niños víctimas de violencia sexual que estaban bajo el cuidado del ICBF

 

La tutela será analizada por un juez que determinará si impone una medida cautelar para suspender los eventos con gran cantidad de público que están programados para este puente y que podrían resultar peligrosos.