La Corte Constitucional dio vía libre al nuevo registro de deudores alimentarios morosos, conocido como ley de Datacrédito, para quienes caen en mora con sus obligaciones en procesos por alimentos.

La ley, básicamente, busca garantizar el pago de las cuotas alimentarias de padres a hijos, así como el cumplimiento de las cuotas de hijos y nietos hacia sus padres o abuelos cuando estos ya no tengan ingresos. Quienes aparezcan en el registro no podrán salir del país y tampoco podrán ejercer cargos públicos o de elección popular. Quienes ya son servidores públicos serán suspendidos hasta tanto se pongan a paz y salvo.

Además, quienes figuren en este Datacrédito de procesos de alimentos, hombres o mujeres, no podrán contratar con el Estado.