«Año terrible» es la definición de lo que ha pasado en estos meses con la vicepresidenta Ramírez.

A la vice no solo no le han salido las cosas como las esperaba, sino que casi todo lo que intenta le sale mal. Hechos como la eventual vinculación de alias «Memo Fantasma» con negocios de familiares suyos, como el descubrimiento público de los hechos que padeció por un hermano suyo hace 25 años, como el enfrentamiento que ha mantenido con quien fuera su amiga y socia, la actual ministra de Transporte, Ángela María Orozco, y comentarios suyos sobre diversos temas la volvieron tendencia en las despiadadas redes sociales, como cuando dijo que en el país sobraban los psicólogos o cuando se refirió a los pobres que no tenían ahorros cuando les cayó la pandemia.

Para completar su año horrible, la vicepresidenta Ramírez divulgó anoche en su cuenta de Twitter la imagen del presidente Duque refiriéndose a la vocera de la oposición, Aída Avella, como «la vieja esa».

Lo que todo el mundo se pregunta es: ¿por qué lo divulgó? ¡No hay respuesta!