El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario-INPEC informó que en la mañana de este jueves y luego de realizar los respectivos controles, se evidenció que los privados de la libertad Miguel Ángel Sánchez y Daniel Alberto Mateus Oliveros no se encontraban en sus respectivas celdas, en el Complejo Carcelario y Penitenciario con Alta, Media y Mínima Seguridad de Bogotá “La Picota”.

A través de un comunicado las autoridades realizaron los protocolos para este tipo de situaciones y, una vez verificaron la situación, avisaron a la Policía Nacional para desplegar un “plan candado que permita dar con el paradero de los prófugos”.

Lea más: Las medidas que deben cumplir los colombianos si quieren viajar a Estados Unidos

“Se logró verificar que los privados de la libertad no estaban en las celdas y de inmediato se procedió a informar a la Policía Nacional, Fiscalía General de Nación, Policía Judicial del INPEC para el desarrollo de un plan candado que permita dar con el paradero de los prófugos”, se lee en la misiva.

Estas personas se encontraban a cargo del INPEC desde el 2018 y estaban catalogadas como privados de la libertad de baja seguridad. De esta manera, la Dirección General del INPEC ordenó iniciar la investigación para esclarecer los hechos.