El secretario de Salud de Bogotá, Alejandro Gómez se mostró preocupado tras la decisión de la Superintendencia de Salud de liquidar la EPS Convida que atendía a cerca de 500 mil personas, la mayoría del régimen subsidiado, en el departamento de Cundinamarca.

El funcionario aseguró que la EPS en liquidación le debe a los hospitales públicos de la ciudad más de $39 mil millones.

“Nos preocupa que esos dineros no se puedan recuperar y eso presione aún más la crisis financiera por la que atraviesan las cuatro subredes de salud”, advirtió Gómez.

Le puede interesar: Bandas delincuenciales en Buenaventura expresan su deseo de hacer la paz

A la Subred Centro Oriente, una de las que registra mayor déficit, Convida, le debe $9.200 millones por servicios prestados.

“Nos causa mucha alarma la decisión, ya habíamos iniciado un proceso de medidas cautelares con el fin de embargar las cuentas de Convida para recuperar la plata adeudada, pero con este proceso de liquidación todo queda parado”, aseguró Yiyola peña, gerente de la Subred Centro Oriente.

Según la Superintendencia de Salud, la EPS Convida se encontraba en insolvencia y, por tanto, en incapacidad de prestar los servicios de salud. Tiene deudas por $433 mil millones, $299 mil con los hospitales públicos.

Le recomendamos leer: Los líos del alcalde de Ibagué por usar el estadio para fiesta de cumpleaños de su hijo

El Ministerio de Salud se encargará de transferir a los afiliados a otras EPS, en los próximos días serán notificados sobre cuál será la entidad receptora que deberá garantizar la continuidad de los servicios y tratamientos.

“Capital Salud, la EPS del Distrito, está dispuesta a asumir la atención de los usuarios que deja Convida, estamos en la capacidad logística y financiera para asumir el reto”, agregó el secretario de Salud.

Convida es la segunda EPS liquidada en menos de 25 días de gestión, la primera fue Comfahuila.