Por primera vez, la licitación para hacer la temporada taurina en Bogotá quedó desierta.

Los taurinos desistieron de la temporada por el Acuerdo 767 de 2020 aprobado por el Concejo “por el cual se desincentivan las prácticas taurinas”.

En video: Enfermeras en Quibdó denuncian que las estarían obligando a trabajar con COVID y que no les pagan

El IDRD abrió la licitación, como le correspondía hacerlo, pero las nuevas condiciones para hacer corridas de toros, desincentivaron su realización.

El acuerdo establece que:

• No se podrán usar instrumentos que laceren, corten, mutilen, hieran, quemen o lastimen en cualquier forma a los animales, lo que equivale a la prohibición de usar cualquier instrumento de tortura.

• No se podrá matar a los toros como parte del espectáculo.

Lea más: Abren indagación a Daniel Quintero por presunta censura a un periódico colombiano

• El organizador deberá destinar el 30 % del espacio de la publicidad para informar del sufrimiento que padecen los animales en las corridas de toros.

• Todos los gastos de operación de los eventos taurinos serán asumidos por el organizador.

“No prohibimos, porque solo el Congreso puede hacerlo; pero si desincentivamos haciendo uso de nuestras competencias legales y constitucionales, y hoy se cumple el propósito que nos pusimos: librar a los toros de la tortura y muerte en estos crueles festejos”, indicó Andrea padilla exconcejal de Bogotá.

El acuerdo está demandando por los taurinos por inconstitucionalidad.