La familia de Jonatan Steven Cortés, conocido como “Z11”, uno de los cinco jóvenes capturados por supuestamente cometer actos vandálicos durante el paro nacional, se pronunció frente a lo que consideran, es un montaje judicial.

Aseguran que los jóvenes no pertenecen a la Primera Línea como dice la Fiscalía,  y que en realidad han estado cubriendo las manifestaciones para las redes sociales como parte de la prensa independiente.

Le puede interesar: Bogotá: empieza discusión del presupuesto por $28.5 billones; listos los ponentes

La Fiscalía señala a Jonatan de haber participado en la vandalización de una patrulla de la Policía y un bus de servicio público en Suba. Sin embargo, la familia del joven advierte que la Fiscalía no tiene pruebas y que hay videos que lo sitúan lejos de los hechos que se le indilgan.

Pese a que el viernes pasado un juez los cobijó con detención domiciliaria, los cinco jóvenes permanecen todavía en la URI de Puente Aranda a la espera de que se haga el procedimiento de reseña.

Te puede interesar: “No me iré por nada del mundo ni pediré asilo político”: Karen Abudinen