Un grupo de jóvenes, quienes afirman ser estudiantes que se proyectan como actores y artistas de televisión, denunciaron que un grupo de policías dispararon contra ellos cuando filmaban un sketch en la que recreaban la escena un atraco en el centro de Bogotá.

Según la acusación, el incidente tuvo lugar en un restaurante ubicado en el barrio Las Nieves, sobre la carrera séptima con calle 19.

El grupo de alumnos publicó la denuncia mediante un video compartido en la cuenta de Twitter @Furia_Grafica, cuya descripción refiere a un proyecto de “prensa alternativa, independiente y popular”. En su descripción, los jovenes acusan que los policías asumieron una actitud indiferente y desafiante tras perpetrar el tiroteo.

“Unos jóvenes y estudiantes estaban realizando una producción audiovisual en un restaurante ubicado en Las Nieves, sobre la carrera 7 con calle 19, Bogotá, Colombia.El patrullero que disparó se va relajado e insultando a las personas que se encontraban en el lugar de los hechos”, describe.

También puedes leer: Indignación de alcaldesa tras liberación de 13 asaltantes en TransMilenio porque “sale más caro mantenerlos”

Según se logra observar en el clip, los adolescentes visten capuchas blancas y uno de ellos porta un arma (de la que aún no se sabe si era real o falsa). Los jóvenes dicen que tuvieron que repetir la grabación hasta en tres ocasiones antes de que llegara la Policía. Tras el tiroteo, los estudiantes le pidieron explicaciones a los policías porque, al parecer, uno de sus compañeros terminó herido.

En el video se escucha a uno de los agentes pedirle a los estudiantes que presentaran algún permiso de grabación que les permitiera realizar su actividad en dicho establecimiento.

Sin embargo, la acusasión más grave que realizan las víctimas tiene que ver con la dueña del restaurante donde grababan el local:la dueña del restaurante está siendo amenazada para cubrir la versión de la Policía, si no la cubre le quitan protección de su negocio”, se logra escuchar al final de la secuencia.

Por el momento no hay un pronunciamiento de la Policía Metropolitana de Bogotá