La Fiscalía logró la judicialización del patrullero de la Policía Gonzalo Moreno Gordillo, como presunto responsable de la muerte de una persona durante una manifestación ocurrida la noche del 22 de junio de 2021, en la localidad de Suba, en el noroccidente de Bogotá.

De acuerdo con la evidencia técnica y los elementos de prueba recaudados, el uniformado, adscrito al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), habría disparado un lanzagranadas contra la víctima -Cristian David Castillo de la Ossa-, quien estaba distraída por la reacción de la tanqueta oficial y se encontraba distante a un grupo que confrontaba a la fuerza pública en la Avenida Ciudad de Cali con calle 142.

En contexto: Fracasa imputación de cargos a policía del Esmad por homicidio de manifestante

Para la Fiscalía, el funcionario, al parecer, desconoció los parámetros dispuestos en los manuales que rigen la especialidad y desatendió los protocolos de uso definidos para este tipo de artefactos, pues lo accionó de manera lineal y directa a una distancia de 27 metros, e impactó en la cabeza al particular, de 26 años, lo que le ocasionó la muerte.

“La víctima se encontraba en posición de reposo, y semiflexión lateral izquierda al momento del impacto. El indiciado acciona su fusil lanza gas de forma recta, lineal y directa en contra de la víctima impactándolo en la región temporoparental izquierda, causándole una lesión en cabeza por un elemento contundente metálico que penetra y causa una herida de cuero cabelludo, fractura de cráneo y extensa laceración del encéfalo”, detalló la fiscal en su momento.

Lea también: Iniciará contratación de la segunda línea del Metro de Bogotá

En ese sentido, un fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos imputó al patrullero Moreno Gordillo el delito de homicidio. El cargo no fue aceptado por el procesado.

Durante las audiencias concentradas la Fiscalía solicitó imponer medida de aseguramiento privativa de la libertad; sin embargo, el juez de control de garantías rechazó la petición y el uniformado seguirá vinculado a la investigación.