En redes sociales circula un video en el que un grupo de mujeres manifestantes intentó incinerar la Catedral Primada de Bogotá a altas horas de la noche de este miércoles.

El acto, catalogado como vandálico, ocurrió en el marco de la conmemoración del Día de Acción Global por un aborto legal y seguro. Una concentración de mujeres se reunió en el icónico lugar de la Plaza de Bolívar y prendieron fuego al atrio principal, mientras otras avivaban.

Al respecto, varias personalidades políticas alcaldesa se pronunciaron con indignación. Una de ellas fue Claudia López que objetó el hecho de que al grupo de mujeres no se les aplicó sanciones legales.

“Esto es vandalismo. Tiene y merece sanción social y legal. Este video me lo mandó el propio comandante de @PoliciaBogota ¿Porqué en vez de grabar no aplicaron el protocolo distrital y la Ley? Pregunto con respeto ¿tienen la orden de su mando nacional de dejar hacer y dejar pasar?”, aseguró la mandataria.

Maria Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático, también pidió que se interpusieran las medidas correctivas correspondientes.

“¿Cuántas capturas por estos actos vandálicos contra la Catedral Primada? La iglesia no tiene culpa del desprecio que estas personas demuestran por la vida y el derecho de los demás”, escribió Cabal.

Si bien miembros de la Policía lograron controlar este accionar, no se reportaron capturas ni judicializaciones.

También puedes leer: Fuerte accidente entre bus del SITP y ruta escolar en Ciudad Bolívar: ocho niños resultaron heridos

Bogotá se ‘tiñó’ de verde por un aborto seguro

En Bogotá, un millar de manifestantes marchó a favor del aborto por primera vez desde que un fallo de la Corte Constitucional de febrero despenalizó esa práctica hasta la semana 24 del embarazo.

Con cánticos y carteles, en su mayoría mujeres jóvenes denunciaron que aún hay obstáculos en las entidades sanitarias. El fallo “no se cumple porque hay muchas barreras institucionales (…) Le brindan mala información a las mujeres”, dijo a la AFP Damaris Gómez, psicóloga de 40 años.

“¡Aborto seguro y legal ya!”, fue el grito de cerca de 400 activistas de organizaciones feministas.